Diciembre de 2011

Durante el pleno municipal ordinario celebrado el pasado jueves 30 de diciembre el concejal de Izquierda Unida-Verdes, Francisco Ramón Martínez Meroño planteó varias preguntas al equipo de gobierno del PP:

Al concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Santiago Meroño le preguntó por qué están rotas las barreras del control de accesos del Centro de Transportes de Balsicas.

El concejal de urbanismo achacó a actos vandálicos la rotura de las barreras de acceso al Centro de Transportes de Balsicas, argumento que usan repetidamente los concejales del PP para tapar sus incompetencias en sus áreas de trabajo. El concejal de Izquierda Unida-Verdes le reprochó entonces el abandono del Centro de Transportes, que fue inaugurado en 2009 y sigue sin prestar el servicio para el que fue construido. Santiago Meroño respondió que el Centro se encuentra en concurso de adjudicación para ser gestionado por una empresa privada (al igual que el Centro de Transportes de Torre Pacheco). No hizo mención a las condiciones de esta adjudicación, 40 años con un canon anual de 100€, ni que en un proceso anterior exactamente igual ninguna empresa presentó su candidatura.

Centro Trans Balsicas

 

A la concejal de vía pública, parques y jardines, Josefa Marín Otón le preguntó por el mal estado de los jardines de San Cayetano, D. Pedro Giménez y D. Andrés Cánovas.

La concejal, en un alarde de incompetencia propia y del equipo de gobierno, confesó que no podría responder a su pregunta por desconocer el estado de dichos parques y no haber recibido la pregunta de manos del alcalde hasta dos horas antes del pleno. Este hecho es especialmente sangrante si tenemos en cuenta que la concejal está liberada con dedicación preferente al cargo con un sueldo anual bruto de 32.000€.

Parques San Cayetano

 

Al concejal de presidencia, Antonio Madrid le preguntó sobre la fase de desarrollo del programa Top Evolution.

A esta pregunta el concejal respondió que el proyecto se encuentra aún en fase de definición.

Además durante el pleno el PP propuso que se desestimase el recurso de reposición presentado por Izquierda Unida-Verdes contra la privatización del servicio de gestión de la piscina municipal cubierta. Francisco Ramón Martínez explicó que el recurso se presentó a pesar de ser conscientes de la legalidad formal del proceso de privatización para permitir una discusión política sobre el modelo de gestión de los servicios públicos que el gobierno local del PP había tratado de evitar. El concejal de Izquierda Unida-Verdes insistió en la necesidad de salvaguardar la gestión pública de los servicios públicos como mejor manera de proteger los derechos de los ciudadanos, proporcionar servicios necesarios a precios asequibles y crear empleo estable y de calidad. Martínez le recordó al PP que si hasta ahora la gestión de la piscina municipal cubierta le costaba a las arcas municipales 400.000€ como se dice en el informe de necesidad (informe que justifica la privatización del servicio) y una empresa puede hacerlo manteniendo la calidad del servicio, los precios de los abonos y las condiciones de trabajo de los empleados, entonces quien queda en muy mal lugar es quien antes gestionaba la piscina. Además insistió en las consecuencias y responsabilidades derivadas del retraso en la apertura de la piscina y se preocupó por la situación de indefensión en que quedan los trabajadores de la piscina que siguen sin conocer cuales serán las consecuencias para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *