La aprobación de los presupuestos municipales es puro teatro

No obstante, heos presentado catorce enmiendas de carácter social al presupuesto que el equipo de gobierno pretende aprobar este miércoles 26 de septiembre en pleno extraordinario.

El proyecto de presupuestos municipales para 2018 es un puro ejercicio de teatro, ya que en caso de aprobarse serán los primeros desde 2015 y lo único que harán será corroborar la mayoría de los gastos ya realizados a base de improvisación y modificaciones sobre los presupuestos prorrogados.

El equipo de gobierno municipal debería estar presentando los presupuestos de 2019, sin embargo aprobará los de 2018 sin ningún tipo de participación ciudadana y, volviendo a incumplir los plazos de la ley de haciendas locales. El único esfuerzo presupuestario que hacen PITP y PSOE es incrementar los gastos en festejos, lo que confirma un estilo de gobierno apoyado exclusivamente en fuegos artificiales.

Las cuentas de 2018, se han calculado dando por ciertas cifras ficticias, como un superávit basado en cobros futuros más que dudosos. Este superávit ficticio ha servido, sin embargo, para hacer realidad un importante desembolso en adelantos del pago de la deuda, pagos de atrasos de siete años de ayudas sociales exclusivas para los trabajadores del Ayuntamiento y una factura eléctrica que increíblemente ha pasado de 90.000 a casi 490.000 euros.

A pesar de todo esto, hemos presentado una batería de enmiendas para intentar corregir, en lo posible, la deriva antisocial del Ayuntamiento y demostrar que era posible hacer otra política. Nuestras enmiendas intentan mejorar el presupuesto haciéndolo más social, disminuyendo y eliminando gastos superfluos o innecesarios para financiar estas políticas. La negativa del equipo de gobierno a negociar la inmensa mayoría de estas enmiendas ha afianzado nuestra oposición a los presupuestos.

Nuestras enmiendas se dividen en tres grandes bloques: política social, política cultural e infraestructuras.

En el bloque de política social, pedimos que se aumente la partida del plan de emergencias sociales y ayudas sociales en 75.000€ para que esta llegue hasta los 275.000€ y que las actividades vacacionales para la infancia y las de conciliación de la vida familiar se doten con 80.000€, lo que supondría un aumento de 50.000€. Proponemos que estos incrementos salgan de la disminución de las partidas de ayudas sociales exclusivas para los trabajadores municipales, que ya han causado un revuelo importante, y de los llamados “gastos diversos”.

En el bloque de infraestructuras, pedimos mejorar sensiblemente las partidas de reparación y mantenimiento de colegios, edificios municipales e instalaciones deportivas, así como la destinada a la construcción de una pista de atletismo, sumando en total un aumento de 395.000€ que deberían salir de una reducción notable del gasto en campañas de comunicación y horas extraordinarias pagadas en el Ayuntamiento.

Finalmente, hemos presentado hasta nueve enmiendas de política cultural y participación ciudadana. Estas enmiendas pretenden repartir 250.000€ entre las partidas del plan de fomento de la lectura, de deporte escolar, de participación ciudadana, de la Asociación Juvenil de San Cayetano y de la de Fiestas Históricas de Torre Pacheco, de la Radio Municipal, del plan de concienciación medioambiental, y de las jornadas gastronómicas. Este dinero saldría fundamentalmente de la reducción de las gratificaciones que se pagan en concepto de seguridad, de la eliminación del convenio de colaboración que el Ayuntamiento tiene con la privada Universidad Católica de Murcia y de la eliminación del proyecto de climatización y electrificación del Museo Paleontológico del Cabezo Gordo.

A pesar de nuestros esfuerzos el equipo de gobierno sólo ha aceptado una pequeña enmienda que supone el aumento del convenio con la Asociación Juvenil de San Cayetano de 5.100€ a 6.800€.

El voto de IU-Verdes será negativo ante un presupuesto antisocial, carente de apego a la realidad y que llega con más de tres años de retraso. Un presupuesto que hereda lo peor de los presupuestos del PP y que confirma que no se va a dar cumplimiento a la mayor parte del acuerdo político que PITP y PSOE sellaron para presentar la moción de censura que les llevó al gobierno municipal. En definitiva, un presupuesto de derechas que rehúye el cambio de modelo socioeconómico que necesita Torre Pacheco para dar por fin la espalda a la especulación urbanística, apostar por la agricultura ambientalmente sostenible y afrontar los cambios del futuro con bases sólidas.

Share
This entry was posted in Noticias, Política Local and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *